4 Consejos para mejorar el posicionamiento SEO de tus contenidos

Inmaculada Peña
8 min readMay 24, 2023
Yan Krukau pexels.com

Descubre 4 consejos básicos para redactar artículos que ganen posiciones en los resultados orgánicos de búsqueda y sean de utilidad para tus clientes

Redactar contenidos para web requiere de una serie de pautas para hacer que por una parte el contenido les guste a los motores de búsqueda y por otra, que sea útil y atractivo para las personas que estén consultando nuestra web.

Si gustamos a ambas partes obtendremos mejores posiciones en los resultados de búsqueda, y más visitas y recomendaciones de personas que nos han leído.

“ Quizás te interese leer: Mejora el SEO para ganar posiciones en los resultados de búsqueda.

Por esta razón, he resumido en este artículo 4 consejos básicos para redactar artículos que ganen posiciones en los resultados orgánicos de búsqueda y sean de utilidad para tus clientes.

1. Elige bien las palabras clave que mejor describan tu contenido

Antes de ponerte a escribir sobre un producto, servicio o artículo de tu blog, analiza y escoge bien las palabras clave que mejor describan su contenido.

Puedes usar las herramientas Google Trends o Google Keyword Planner para hacerte una idea del volumen de búsqueda de las palabras que hayas seleccionado. También te servirán para definir las palabras cave del tipo “ long tail “, que son conjuntos de palabras clave en una frase más descriptiva.

Vamos a ver un ejemplo, si soy un usuario que entra en Internet para buscar en Google una tienda para comprar un vino de Jerez, lo primero que vamos a escribir en la barra del buscador es “ Comprar vino de Jerez “, lo que nos devolverá es un listado de resultados ordenados por su importancia.

El orden de esos resultados va a definirlo el algoritmo del propio buscador que tiene en cuenta muchos factores, entre los que se encuentra que en las páginas que encuentra aparezcan las palabras clave o “ keywords” que el usuario ha introducido en la búsqueda y que en este ejemplo serían “ Comprar”, “ Vinos” y “ Jerez “.

Un “ long tail” de la palabra clave “ vino” podría ser “ vino de Jerez”, con un tráfico de usuarios más especializado de mayor calidad. El inconveniente es que esta cadena larga de palabras clave tiene una mayor competencia que una sola ya que se dirigen a un público más concreto.

Tras decidir qué palabras vas a usar hay que ponerse a redactar el texto en base a ellas, y deben aparecer en títulos, subtítulos, metadescripciones, en el primer párrafo, texto alternativo de las imágenes … pero no te olvides de que escribimos para que nos lean personas, por lo que tampoco es necesario abusar de las palabras clave. Debemos sopesar que el usuario ha llegado al contenido a través de ellas, por lo que no es necesario que las lea veinte veces.

“ Quizás te interese leer: La importancia de escribir contenidos atractivos para la web de tu negocio.

2. Dedica un tiempo a escribir el título perfecto

El título del contenido es aquel que aparece como enlace a la página en los resultados de búsqueda, dónde los usuarios tienen que hacer clic para entrar a ver el contenido.

A nivel de SEO el título es realmente importante por lo que deberemos barajar varias opciones y analizar con cuál recibiremos más visitas, ya que de su correcta redacción va a depender su posición en los resultados. Por tanto, cuanto más atractivo sea, tendrá una mayor probabilidad de recibir visitas.

También su atractivo para los usuarios va a influir en la difusión del contenido ya que será compartido en redes sociales, dónde aparece resaltado ese título en las previsualizaciones de los enlaces, ampliando su visibilidad.

El título tiene que llamar la atención del usuario para que éste decida hacer clic sobre él. Cuando una persona entra en uno de nuestros producto por ejemplo, ha sido porque ha leído su título ya sea en una red social, artículo de un blog, noticia… en definitiva le ha gustado. Y si le gusta mucho lo que ha leído, probablemente lo comparta con su red de contactos, aumentando de este modo el número de posibles lectores.

En cuanto a los motores de búsqueda, dan mucha importancia a las palabras que aparecen en la etiqueta “ título” para mostrar los resultados, por lo que una buena elección de palabras clave va a favorecer la posición respecto a otras páginas similares que nos las tengan. La etiqueta “ title” en HTML se sitúa dentro de la sección “ head “, que se encuentra al comienzo del código fuente de la página web.

El título debe tener una longitud y estructura adecuadas, usando de forma coherente las palabras clave que mejor definan el contenido. Son dos los formatos recomendados:

  1. Título con palabras clave (separador*) Nombre del Sitio > Tiendas online donde puedes comprar Vinos de Jerez | La Sacristía del Caminante
  2. Nombre del Sitio (separador*) Título con palabras clave > La Sacristía del Caminante | Tiendas online donde puedes comprar Vinos de Jerez

* El separador para el título es cuestión estética y puede ser una barra vertical (|), un guion al centro (-) o dos puntos (:).

En el primer formato, las palabras clave al comienzo tienen un peso mayor a la hora de indexarse en los motores de búsqueda, por lo que es recomendable usar esta primera opción si esas palabras clave están muy disputadas.

En el caso de que no tengan mucha competencia, es mejor usar para los títulos el segundo formato para fomentar así el nombre de marca o web al inicio. Además, es una buena opción si esa marca ya es muy conocida porque su nombre aumentará el número visitantes.

Si estás comenzando con el SEO en tu proyecto online, te recomiendo que uses por defecto la primera estructura de título.

Respecto a la longitud de los títulos, debemos tener en cuenta que los resultados de búsqueda muestran un límite de 65 caracteres en sus resultados. Por tanto, no podemos exceder este límite para que sea por completo. Mi recomendación es que limites tus títulos entre 50 y 65 caracteres.

Una vez tengamos nuestro título definitivo, a la hora de publicar el contenido en Internet comprueba que la URL que se genera es “ amigable”, es decir, que es legible por el usuario, tiene las palabras clave y los espacios blanco entre palabras han sido sustituidos por guiones al centro. Si volvemos a nuestro ejemplo la URL sería: www.lasacristiadelcaminante.com/tiendas-online-donde-puedes-comprar-vinos-de-jerez/

En caso de que resulte demasiado larga en algunos casos, siempre puedes eliminar pronombres y artículos para reducir su tamaño con el cuidado de que siga siendo legible.

En caso de que uses un gestor de contenidos, como por ejemplo WordPress, esa URL se generará en base al título añadido con guiones al centro en vez de espacios en blanco. Recuerda siempre configurar esta opción en Ajustes > Enlaces permanentes.

3. Cuida la meta descripción de tu contenido, que den ganas de leerlo

Cuando hacemos una búsqueda en Internet los resultados aparecen listados con el título seguido de una descripción, que recibe el nombre de “ meta description”. Es el nombre de una etiqueta HTML que proporciona la descripción del contenido de esa página al buscador.

Es un fragmento de texto que explica el contenido que va a leer el usuario cuando haga clic en su enlace. La meta descripción es visible dentro de la sección Head del código fuente de la página web, entre el título y otras etiquetas meta. La importancia de su contenido radica en que influye en la visitas a nuestro sitio.

A diferencia del título, que es crucial para posicionar nuestro contenido en buscadores, la meta descripción influye en que el usuario decida hacer clic en el resultado. Además, ayuda en la difusión, de hecho, casi todas las redes sociales la muestra cuando se comparten enlaces.

Por tanto, una buena meta descripción anima a que el usuario interactúe con el contenido. Si tras leerla le ha gustado mucho, es muy probable que acceda a ver el contenido y llegue a compartirlo con sus contactos o en otra plataforma.

Consejos para escribir bien una meta descripción:

  1. Escribe un texto expresamente para este campo.
  2. No vale reutilizar el primer párrafo del contenido.
  3. Si usas un CMS busca o instala un complemento que te permita editarla.
  4. Debe contener las palabras clave del contenido para que las lea el usuario.
  5. Explica bien al usuario lo que va a encontrar si accede al contenido.
  6. Su longitud está limitada a 156 caracteres. Y lo ideal es que tenga al menos 120.

Una vez lo tengas escrito revísalo bien, que no tenga errores o faltas de ortografía, y por último, pregúntate si es coherente con el contenido y atractivo para el usuario. De ser lo contrario, el buscador podría penalizarnos.

“ Quizás te interese leer: Conoce algunas utilidades que el SEO puede aportar a tu negocio.

4. Emplea correctamente los títulos en tu contenido

Por último, hablaremos de las etiquetas HTML para títulos que debes tener presentes para optimizar el SEO de tus contenidos: H1, H2, H3

Son muy importantes porque influyen en el posicionamiento en los resultados de búsqueda y a su vez, facilitan la lectura a los usuarios que nos visitan. Gracias a los títulos y subtítulos, el lector tiene una idea más clara de la estructura del texto, al igual que ocurre en los libros técnicos por ejemplo. Y es que leyendo tan sólo los títulos, pueden saber los temas que se tratan en nuestro artículo.

La etiqueta H1 define el título del contenido de la página que estemos viendo: Es el título del contenido que leemos, y no el título de la página web en general.

Debe ser el resumen total de dicho contenido, único en la página y estar posicionado al comienzo del desarrollo. Para organizar las secciones dentro del contenido usaremos subtítulos de diferentes niveles H2, H3… hasta H6. Puedes usar aquellas que te hagan falta para estructurar correctamente el texto y como mínimo, debes poner al menos dos H2.

Recuerda que los buscadores dan mayor importancia al contenido que aparece al comienzo, por lo que el título además de estar posicionado en la parte alta, tiene que contener las palabras clave que hayamos seleccionado y no debe ser muy largo.

El contenido debe tener al menos dos subtítulos H2, cuyo aspecto visual estarán bien diferenciados del párrafo, aunque con un tamaño menos que el principal H1. Funcionan a modo de titulares, por lo que su longitud también tiene que ser corta, y su contenido, hacer referencia al texto que viene a continuación.

Las etiquetas H3 y H4, también sirven para estructurar más el contenido, definiendo títulos en él de siguiente nivel, y siempre precedidas del H2.

A pesar de que existen subtítulos hasta la etiqueta H6, no recomiendo poner más del H3, a menos que el texto por su longitud y complejidad lo requiera. En el caso contrario, el uso de más encabezados de la cuenta puede restar importancia a tus palabras clave.

Recuerda que en el texto deben aparecer con una jerarquía coherente y diferencias de estilos visibles entre ellas.

***

Espero que te haya sido de utilidad. Si tienes alguna duda o quieres dejarme feedback puedes escribir un comentario por aquí abajo.

--

--